Navidad y Alzheimer

14 dic Navidad y Alzheimer: 10 consejos

Llega la Navidad y, para quienes convivimos con algún enfermo de Alzheimer, se trata de unas fechas entrañables, pero al mismo tiempo tienen un sabor agridulce.

El Alzheimer no es el final y tienes que articular en positivo la magia de estas fiestas. Eso sí, sin pasarte con los estímulos, ya que los enfermos pueden interpretar de manera confusa algunos signos navideños y podrías contribuir a desconcertarlos más.

Por consiguiente, te conviene aprovechar las navidades para intentar fomentar el bienestar y la alegría de quienes padecen este mal. En este sentido, te van a venir muy bien las siguientes recomendaciones.

10 consejos para vivir las navidades con un enfermo de Alzheimer

A continuación, te damos una serie de instrucciones para que las navidades en un hogar donde esta demencia está presente sean más llevaderas. Toma nota:

1. Informa a los familiares y amigos del estado actual de la enfermedad, de manera que tengan claro cómo han de tratar a quien está aquejado de ella.

2. La relación con los niños es muy buena para revitalizar a un enfermo de Alzheimer, por lo que debes propiciarla durante estas fechas.

3. Prepara un lugar donde el anciano pueda sentirse cómodo y tranquilo. Contar con este “refugio” ayudará a que descanse correctamente cuando se pueda sentir estresado, debido al mayor dinamismo que implican estas fechas.

4. Es el momento de que la persona que cuida al enfermo, ya sea un familiar cercano o una persona externa, también disfrute de estas entrañables jornadas, lo que le servirá para cargar pilas de cara a sus faenas.

6. Mantén las tradiciones que transportan a los ancianos a momentos felices. Por ejemplo, cantar villancicos resulta muy beneficioso. Ya sabes que la música tiene efectos terapéuticos para todas las personas en general.

7. Si el enfermo se comporta de manera inadecuada durante las comidas, procura que se distraiga para que abandone esa conducta.

8. Poner los adornos navideños en casa servirá para que la persona mayor disfrute de esos días tan especiales.

9. Asimismo, es importante que retires la decoración navideña cuando hayan pasado las fiestas. Y es que mantenerla más tiempo del que toca podría hacer que el enfermo se confunda.

10. Por último, el anciano tiene derecho a disfrutar de las comidas y rememorar las sensaciones que le suscitaban cuando aún no estaba enfermo. Los turrones o el cava (con moderación) deben formar parte también de sus experiencias en estos días.

Sigue estas recomendaciones y ¡disfruta de unas Navidades felices rodeado de los tuyos!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Pulse sobre el botón aceptar y dará su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR