Evitar resfriados en la tercera edad

19 oct Cómo evitar resfriados en la tercera edad

Llegó la estación en la que resfriados y gripe amenazan con enturbiar nuestra salud. En personas de la tercera edad sufrir esta patología es más frecuente que en otras y puede llegar a ser muy peligroso.

Hábitos para prevenir resfriados

En general, las personas mayores son diana fácil para los virus respiratorios, pues el sistema inmunitario se debilita con la edad. Ciertamente, evitar completamente el contagio es imposible, pero alejarás el peligro haciendo caso a estas recomendaciones:

– Lávate las manos si tocas a alguien acatarrado o algún objeto con el que esa persona haya estado en contacto. Y no solo con agua y jabón, también con geles antisépticos.

– No te lleves las manos a ojos, nariz o boca tras tener contacto físico con alguien resfriado, pues son las vías de entrada del virus.

– Evita ambientes muy aglomerados: este virus se transmite a partir de pequeñas partículas de agua, llamadas aerosoles, pero necesita mucha proximidad. A grandes y medias distancias se corta la cadena de contagio.

– Bebe abundante líquido (agua, zumos o cualquier otra bebida). Tener bien hidratadas las mucosas es la mejor manera de que las defensas locales actúen con vigor contra las agresiones externas.

Recomendaciones para prevenir la gripe en personas mayores

Hablar de gripe es entrar en palabras mayores. Está causada por un tipo distinto de virus, aún más contagioso (especialmente por tos y estornudos). Sus complicaciones pueden revestir gravedad para los ancianos. A los 65 años se entra en una etapa de alto riesgo, acentuado en caso de padecer alguna enfermedad que debilite el organismo. Y más allá de los 85 años, está considerada una infección con riesgo de muerte.

¿Qué puedes hacer para no caer en las redes del virus gripal? Varias cosas:

– Impide la entrada del virus en tu organismo evitando lugares con atmósfera cargada y esmerándote en la limpieza y desinfección de tu entorno. Puede ayudarte bastante repartir por las estancias productos higienizantes (por ejemplo, una esencia de eucalipto, romero o menta).

– Evita la sequedad ambiental con los tradicionales aparatos humidificadores.

– Evita también tener los pies fríos. Estos influyen en el equilibrio de la temperatura corporal.

– Haz lo posible por dormir mucho y bien. Ayudará a tus defensas.

Y, por tu salud, no olvides vacunarte

La vacunación contra la gripe en las personas mayores es una garantía para evitar el contagio y reducir el riesgo de complicaciones. Los expertos del Sistema Nacional de Salud insisten en ella, una vez cumplidos los 65 años, a partir de la tercera semana de octubre.

Ya verás cómo, teniendo en cuenta estos consejos, este invierno no será tan duro y podrás disfrutarlo con salud.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Pulse sobre el botón aceptar y dará su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR