Consejos para evitar caídas en ancianos

25 ago Consejos para evitar caídas en personas mayores

A medida que nos hacemos mayores nuestro cuerpo se debilita. Cuando envejecemos comenzamos a experimentar problemas de equilibrio y pérdida de reflejos que se agudizan cada vez más con los años. Las caídas son frecuentes en personas mayores y, a edades avanzadas, curarse de una lesión es mucho más complicado. Por eso, te damos una serie de consejos para prevenir las caídas en ancianos.

La importancia de prevenir caídas en la tercera edad

En personas mayores, una caída puede tener consecuencias fatales. Además, la pérdida de densidad ósea hace que los ancianos estén más expuestos a sufrir rotura de huesos y, si esto pasa, también requerirán de plazos más largos para su recuperación, pudiendo además sufrir infecciones y otros problemas. Tampoco podemos olvidar que las personas mayores necesitan sentirse útiles, por eso cuando caen o enferman y se ven limitadas en sus capacidades pueden sufrir también trastornos emocionales y de autoestima, e incluso depresiones.

Por estos motivos, prevenir caídas es de vital importancia si tienes ancianos en casa. Toma buena nota de estos consejos que te contamos a continuación.

Llevar buenos zapatos

El calzado es fundamental. Unos zapatos demasiado grandes o pequeños provocarán daños en los pies y, además, exponen al riesgo de sufrir caídas. Aparte, el calzado debe ser plano y antideslizante para evitar que resbale. Sin olvidar que los pies ancianos suelen sufrir problemas de salud adicionales como falta de riego sanguíneo, juanetes o callos, entre otros.

Si existe deformidad será necesario recurrir a calzado ortopédico. Lo mejor son los zapatos anatómicos. Por el contrario, hay que evitar el uso de sandalias y chanclas.

En el interior de casa

Dentro de casa hay que tener cuidado con el uso de alfombras y otros elementos del suelo con los cuales la persona pueda resbalar, tropezar o caer. Si se usan alfombras, cuida que sean antideslizantes y estén bien sujetas al suelo. Vigilaremos también que no haya cables de electricidad tirados que entorpezcan el paso.

Tan importante como el hecho de que no haya objetos por el suelo o elementos barrera, es que haya buena visibilidad. La iluminación es fundamental, en especial por la noche. Instalaremos luces adicionales nocturnas si lo vemos necesario.

La agilidad también se pierde con la edad. Por eso, evitaremos colocar objetos demasiado altos o demasiado bajos si la persona mayor tiene que manejarlos. También colocaremos barandillas, sobre todo en la ducha y bañera.

Por último, otra de las recomendaciones para prevenir caídas es el uso del bastón o del andador. Si el anciano sufre mareos, nunca le dejaremos solo y le llevaremos al médico para solventar o controlar el problema.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Pulse sobre el botón aceptar y dará su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR