Ejercicio físico en la tercera edad

14 mar La importancia de la actividad física en la tercera edad

La actividad física tiene enormes beneficios para la salud de las personas de cualquier edad, pero, cuando hablamos de ejercicio para personas mayores, debemos tener en cuenta qué actividades son convenientes y cuáles se adaptan a sus necesidades y objetivos.

Hacer ejercicio retrasa el envejecimiento del cerebro, previene las enfermedades neurodegenerativas y fomenta la actividad social

Las actividades para personas mayores varían en función de la capacidad y del estado físico. Pero, en general, es muy beneficioso practicar ejercicio regularmente y de forma moderada. Esto no solo es conveniente para notar una mejoría física, sino también para conseguir la emocional, ya que practicar deporte ayuda a relacionarse con los demás y a afrontar la vida con más optimismo y alegría. Además, el ejercicio físico para personas mayores retrasa el envejecimiento del cerebro y previene enfermedades degenerativas. Asimismo, reduce el riesgo de desarrollar patologías como la diabetes, la hipertensión o el Alzheimer.

Otro beneficio es la liberación de endorfinas, sustancias que generan felicidad, por lo que se reduce el riesgo de depresión y disminuyen el estrés y la hipertensión.

Actividades recomendadas para las personas mayores

Algunas de las actividades más convenientes pueden ser caminar, montar en bicicleta, hacer yoga, bailar moderadamente, la natación, el tai-chi e, incluso, la gimnasia aeróbica de bajo impacto. La mayoría de ellas pueden hacerse acompañado, por lo que puede resultar divertido y satisfactorio emplear tiempo en estas actividades a la vez que mejoran su condición física. Por su parte, los ejercicios de fuerza en la tercera edad, son recomendables, debido a que permiten a estas personas ser independientes a la hora de hacer tareas y les otorga una mayor movilidad.

Se recomienda que las personas mayores de 65 años dediquen una media de 150 minutos semanales a realizar ejercicio aeróbico moderado. Estas sesiones deben durar, como mínimo, 10 minutos, con el objetivo de fortalecer los principales grupos musculares. Esta media varía en función de cada persona, por lo que se pueden ampliar hasta los 300 minutos mensuales en estos ejercicios físicos.

En Residencia Seniors, nos preocupamos por el buen estado anímico y físico de nuestros residentes. Por ello, es importante incentivar la práctica del deporte para que se encuentren mejor consigo mismos y establezcan relaciones de las que obtengan beneficios saludables.

No obstante, si la persona siente algún tipo de molestia o sintomatología durante la práctica de esta actividad, debe parar inmediatamente de hacer ejercicio y comunicarlo para evitar posibles lesiones.

En definitiva, el deporte es una forma de vida independiente de la edad o del género. Practicar ejercicio de forma regular supone una mejoría en todos los sentidos, ya que nos sentimos más ágiles, obtenemos una mayor movilidad articular y nos ayuda a prevenir determinadas enfermedades.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Pulse sobre el botón aceptar y dará su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR