Buen uso de los medicamentos

27 jul Pautas para hacer un buen uso de los medicamentos

Si se toman los medicamentos de una forma adecuada, estos serán buenos aliados. De lo contrario, su ingesta puede llegar a ser peligrosa. Al objeto de evitar efectos adversos, se han de seguir una serie de pautas.

El uso de los medicamentos es más grande, por lo general, entre las personas mayores. Por ello, son ellas, sobre todo, las que tienen que tomar una serie de precauciones.

Recomendaciones para personas mayores

Llevar una lista. Las personas mayores cuando visitan a su médico deben llevar una lista con todos y cada uno de los medicamentos que toman. Así, este realizará una prescripción mucho más adecuada.

Con agua. Es muy importante que los medicamentos se tomen con agua y, en el caso de las personas mayores, con mucha agua, dado que el esófago tiene que llevar el medicamento a buen término.

En las personas mayores, los movimientos del esófago son más lentos y, si no se bebe mucha agua, se corre el riesgo de que el medicamento quede a medio camino y se produzca algún tipo de lesión interna.

Dejarlos en el envase. No hay que sacar los medicamentos de los envases originales porque así los preservamos de la humedad. Además, es importante escribir en la caja la dosis que hay que tomar y la hora. Así no habrá confusiones relacionadas con tener un pastillero repleto que hace muy fácil el que nos equivoquemos de pastilla.

Otras recomendaciones

Existen otra serie de recomendaciones como por ejemplo:

Terminar el tratamiento. Son muchos los que, en el momento en que sienten cierta mejoría, deciden abandonar el tratamiento. Esto no es nada recomendable. Hay que respetar el horario de las tomas, no saltárselas ni abandonar el tratamiento.

Cuidar la dosis. Una dosis mayor no hará que nos encontremos mejor. Por el contrario, podemos aumentar la toxicidad de un medicamento. En caso de que olvidemos la toma no se pueden ingerir dos dosis a la vez.

Si se da la circunstancia de que ha pasado poco tiempo, puedes tomar la dosis normal. No obstante, si falta poco para que realicemos la toma siguiente, es mejor esperar a la hora fijada. De todas formas, siempre hay que hablar con un médico, dado que la solución es distinta según el medicamento y la enfermedad que se esté tratando.

Una dosis perfecta. Las formas farmacéuticas líquidas deben dosificarse a través de las medidas que incorpora el envase, ya sea un dosificador o una cuchara. Así, evitamos que haya errores en la dosis.

Si tienes cualquier tipo de duda, ¡consulta con un especialista!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Pulse sobre el botón aceptar y dará su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR