Seniors Residencias

05 May Nuevo recuerdo: un mundo de princesa

Aurora es residente en Seniors Benalmádena y nos cuenta una maravillosa experiencia de su infancia.

Quiero contarles un trocito de mi infancia que recuerdo con mucha alegría. Todo comenzó cuando al padre de mi amiga de la infancia, Encarni, lo contrataron para trabajar como mecánico en el Gran Hotel Miramar de Málaga.

A mi amiga la conocí jugando en Calle Puerto, como se jugaba antiguamente, correteando por la calle, sin peligro.

Gracias a que se tuvo que mudar a dicho hotel junto a su familia, tuve la oportunidad de poder entrar y disfrutar de las lujosas instalaciones.

Mi madre me había contado que en la época de la Guerra Civil el hotel se había transformado en un hospital de campaña para atender a los heridos, y con el tiempo volvió a ser hotel, donde además de hospedar a celebridades y toreros, se utilizó como escenario de diversas películas. Eso aumentaba más mi curiosidad por recorrer cada rincón del edificio.

Cuando salíamos del colegio, cada una íbamos a uno diferente, nos encontrábamos en los jardines del hotel. Recuerdo que había muchos frutales, entonces trepábamos a los árboles para recolectar y comer los frutos y también nos dábamos baños muy divertidos en la piscina.

Nos sentíamos princesas recorriendo los grandes salones y habitaciones que estaban decoradas como un verdadero palacio.

Jugábamos también a los detectives, una manera de llamar al juego, porque lo que queríamos en realidad, era “cotillear “a los invitados en los bailes que se realizaban en el gran salón. Para ello, nos subíamos a un torreón donde nadie nos veía.

Alrededor de los años 70, el hotel pasó a ser Palacio de Justicia y tuve que asistir, casualmente, como testigo de un juicio.

Actualmente se ha renovado y ha abierto sus puertas como hotel cinco estrellas.

Nunca olvidaré esta etapa tan bonita de mi vida y doy gracias por haber tenido la posibilidad de soñar con ser una princesa.

Aurora del Pino
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.